¿”COCCIONAS” ADECUADAMENTE?

LAS COCCIONES Y SU IMPORTANCIA

Cocinar los alimentos a la temperatura adecuada y en los recipientes y o utensilios adecuados es de suma importancia para su óptimo rendimiento nutricional. En ocasiones pasamos por alto este factor y en el trayecto el alimento a consumir va perdiendo multitud de propiedades. Para minimizar los efectos del calor sobre los alimentos sobre todo en aquellos que contienen gran cantidad de vitaminas termolábiles, ahí te van mis NUTRIPAUTAS:

  • La cocción más recomendable es la baja temperatura: rápida al vapor, o bien corta en olla a presión. Siempre y cuando no alcance la temperatura de 100º o 140º respectivamente. En el mercado encontrarás una amplia gama de métodos de cocina al vapor desde los más sofisticados (robots, eléctricos) a la clásica olla vaporera. Otra opción es cocinar en el horno con la función vapor.
  • Read More

TRAGAS O TE NUTRES

¿TRAGAS COMIDA DE MANERA ACCIDENTAL?, O POR EL CONTRARIO ¿TE ESTÁS NUTRIENDO?

Si te da igual tanto lo que comes o qué cantidades comes, entonces estás tragando de manera accidental. Si, en cambio, eres consciente de que sólo tú eres responsable de tu propio bienestar físico y mental, y de que tus hábitos nutritivos, de mantener tu forma física y mental te corresponden a ti en exclusiva, entonces ya has conseguido el primer logro.

El hecho de disfrutar comiendo está muy extendido, y eso es bueno, ¿qué digo? es uno de los mayores placeres de la vida al que no hay porqué renunciar, además si a la vez que comes te estás nutriendo, los beneficios en tu organismo y en tu aspecto físico se multiplican, mientras que si te limitas a tragar comida ocurre todo lo contrario. Y no sólo

DE INGESTAS Y GASTOS… HACIENDO CÁLCULOS

¿QUÉ OCURRE CUANDO TU METABOLISMO NO DISPONE DE SUFICIENTE ENERGÍA PARA FUNCIONAR CORRECTAMENTE DADO QUE LA INGESTA DE NUTRIENTES ES INFERIOR AL CONSUMO PRODUCIDO? ¿ES ESA LA MEJOR OPCIÓN PARA BAJAR DE PESO?

LA RESPUESTA LÓGICA ES SÍ. VEAMOS LOS MATICES:

El objetivo principal de perder peso no es tanto el peso sino la grasa excesiva acumulada. Por ello, es significativo insistir en controlar la CALIDAD de las calorías ingeridas, y no estar tan pendientes de controlar el cálculo de las mismas.

Para el control del peso es fundamental que el metabolismo funcione y por ende el sistema hormonal que necesita irremediablemente de todos los grupos de nutrientes y si son de la mayor variedad posible todavía mejor. Esto es, el organismo requiere de: proteínas, grasas, hidratos de carbono, fibra soluble y no soluble, agua… Todos absolutamente todos contienen

COMIDA 0% GRASAS Y AZÚCARES ¿QUÉ HAY DE LIGHT?

Verdaderamente NO existe la comida “LIGHT” es otro de los múltiples reclamos que existen para vender, vender y vender. Es falso que los productos 0% sean más saludables y sobre todo es falso que no te metan “michelines.

Los productos a los que se les quita las grasas y azúcares añadidos están altamente procesados y llevan una cantidad de aditivos artificiales para que sus cualidades organolépticas: aspecto, textura, tersura, sabor, olor… sean muy agradables al paladar, puesto que si no los contuviesen serían realmente incomestibles.

 Pongamos por ejemplo un queso sin grasa. Realmente no tiene ningún sentido puesto que el ingrediente principal del queso natural es la leche y en ocasiones la nata, por tanto, el queso en cuestión, del cual como mínimo un 45-48% es grasa, si se le elimina, o reduce hay que sustituirla por otro ingrediente que

DIETA DE LA NO LA DIETA

PIERDE PESO NUTRIÉNDOTE

El gesto de plantearte perder peso en ningín caso debería conllevar perder tu forma saludable sino ganarla. ¿Es posible perder peso comiendo bien? La respuesta es SÍ

Primero debes conocerte e identificar aquellos alimentos que además de gustarle a tu paladar le sientan bien a tu digestivo, y al resto de tu organismo.

Evidentemente hacer 5 comidas al día a base de lechuga te hará perder peso. Debido al estado de ayuno, ya que el aporte calórico es muy bajo, en primer lugar perderás masa muscular y masa ósea, pues el organismo empieza por consumir la propia proteína de la que dispone y el calcio de los huesos, dejando la masa grasa para la reserva en momentos de escasez, es decir, cuando no dispone de nutrientes. Y claro que perderás…

¿Por

CARGA TUS PILAS CON VEGETALES

 ¿ SABES CUÁLES?

La opción de comer vegetales o aumentar su consumo en detrimento de otros alimentos si deseas perder algo de peso es sin duda una buena opción. Estos aportan gran cantidad de nutrientes como vitaminas, minerales y antioxidantes. Otra de las aportaciones que poseen los vegetales casi en exclusividad es la fibra con sus incontables beneficios gastrointestinales y en cuanto a la absorción de glucosa en sangre, lo cual es fundamental para evitar problemas de diabetes.

NUTRIPAUTAS SVM para elegir los vegetales

  • Lo más importante es que sean de tu agrado tanto en sabor como en textura, que al comerlas sientas un gran placer y percibas su sabor como un privilegio que la naturaleza te ofrece para que te nutras y te sientas un ser afortunado de poder disfrutar de ellos
  • A partir de la anterior nutripauta, elige

¿QUÉ PASA CON LA LECHE?

Es muy conocida la “mala prensa” que ha ido adquiriendo la leche animal, y más la de vaca durante los últimos años. Casi se ha llegado a hablar de uno de los “venenos” blancos. Habría que recordar que la mayor parte de la población mundial ha tomado leche de vaca a lo largo de su vida y todavía sigue tomando y sigue viva, así pues es injusto demonizar a tan valioso producto. Ahora bien, eso sí no deja de ser un producto industrial y ahí es donde parte de razón tienen sus detractores. La leche en sí no es mala, al contrario, es un alimento excelente, es el proceso de pasteurización que degrada una serie de encimas. El calcio y el fosfato quedan alterados durante la pasteurización y la leche se acidifica y pierde calidad nutritiva. Cuando el cuerpo se acidifica se ve obligado a “robar”

COMER: LA CONEXIÓN ENTRE LOS DOS CEREBROS

¿QUÉ OCURRE CUANDO TE DESCONECTAS DE TU CUERPO?

Has observado que dependiendo de cómo te sientes en determinados momentos del día o en determinadas épocas de tu vida eliges ciertos alimentos en función de tu estado y que, además la forma en que te los comes también cambia con ese estado. Igualmente esta situación se produce a la inversa, cuando ingieres determinados alimentos y en un estado o actitud diversa éstos producen un efecto emocional y fisiológico diferente en ti. Esto ocurre, lo que pasa es que no llegamos a percibirlo en la mayoría de ocasiones porque nuestra vida sucede deprisa y en modo “mono”.

Imagina la posibilidad de solamente comer aquello que deseas, aquello que realmente te pide el cuerpo y cuando te lo pide por hambre real. Imagina que escuchas los mensajes que los neurotransmisores, tu cerebro estómago, te envían. Fabuloso!!! ¿Verdad? Y por qué en

UNA MAGNÍFICA INVERSIÓN: PREPARA TU COMIDA

“NO TENGO TIEMPO”, “ME DA PEREZA COCINAR”, “ES COMPLICADO”, “NO ME GUSTA HACER LA COMPRA” “PREFIERO COMPRAR ONLINE” “LLEGO CON CANSANCIO Y ME HAGO CUALQUIER COSA” …

No sé el sinfín de excusas que he llegado a escuchar acerca de la preparación de la propia comida. Y en verdad muchas personas comen fuera de sus hogares cada día y cuando lo hacen dentro no son capaces de preparar platos elaborados a base de alimentos frescos, se limitan a abrir paquetes, botes, cajas, bolsas y mezclar, freír, hornear o simplemente en muchos casos calentar productos elaborados o semielaborados, altamente procesados y llenos de ingredientes indeseados para el organismo, a veces ocultos o enmascarados en envases aparentemente ¨naturales¨.

Este acto inconsciente, realizado día tras día, va haciendo mella en el cuerpo y el comportamiento humano, al cual se le van aportando una serie de sustancias llamadas alimentos que

RELÁJATE!!!

ACTITUD POSITIVA, RESULTADOS POSITIVOS

CONSEGUIR EL ESTADO DE RELAJACIÓN

La predisposición con la que afrontas los acontecimientos vitales es un factor determinante que interfiere en tu metabolismo a la hora de asimilar los nutrientes, lo que pasa es que en absoluto somos conscientes de esta circunstancia pues la mayoría del tiempo estamos en modo avión.

En cuanto a la actitud frente a la comida cuando esta se basa en el remordimiento, el cobijo de otros problemas, el miedo, la culpa, el enfado o cualquier otro desencadenante de una situación estresante, la capacidad metabólica, es decir, la capacidad de absorción de nutrientes, quema y gasto calórico y conversión de masa muscular se puede ver reducida hasta en un 60%.

Sin embargo en una situación de relajación alejada de la ansiedad y del estrés,